PELVIC GYM
  • PELVIC GYM

PELVIC GYM

21,72 
Impuestos incluidos

Cada vez son más frecuentes las preguntas a ginecólogos y matronas acerca de la conveniencia de realizar los ejercicios de Kegel o de utilizar bolas chinas para fortalecer la musculatura pélvica.

Cada embarazo es diferente, por lo que lo primero que debes hacer es consultar a tu ginecólogo o matrona.

La realización de ejercicios para fortalecer el suelo pélvico reporta varias ventajas, antes, durante y después del embarazo:

- Un suelo pélvico fortalecido te ayudará a soportar mejor el peso del útero, que cada vez será mayor durante el embarazo.

- Te permitirá controlar los escapes de orina y gases.

- Alcanzarás mayor elasticidad en el suelo pélvico, reducirás los riesgos de desgarro durante el parto, y minimizarás la necesidad de practicar una episiotomía. De está forma tendrás un parto menos problemático y más natural.

- Tendrás una más rápida y mejor recuperación post-parto

- y ¿por qué no? También conseguirás que tus relaciones sexuales sean más placenteras.

 

Un programa regular de ejercicios del suelo pélvico te ayuda a recuperar el tono muscular de la zona perineal.

Con las bolas chinas puedes comenzar a tener resultados en tan solo 15 días.

Las bolas chinas se introducen en la vagina dejando el cordel fuera. Al andar, la bola interior se mueve chocando contra las paredes de la bola exterior, lo que produce una pequeña vibración que al ser notada por las paredes de la vagina provoca una contracción refleja como respuesta, tonificando la musculatura vaginal.

De esta forma, sin darnos cuenta, conseguimos un fortalecimiento de la musculatura pélvica.

 

PelvicGym son dos esferas vaginales de silicona médica. Cada una de ellas contiene otra más pequeña en su interior, que le confiere peso y golpea al caminar transmitiendo una pequeña vibración que genere el acto reflejo de retención, ejercitando la musculatura pélvica.

 

En cualquier caso, tras el parto (sobre todo si ha sido por cesárea), pregunta a tu ginecólogo o matrona sobre el momento ideal para realizar los ejercicios de suelo pélvico.

Cantidad
Últimas unidades en stock

 

Política de seguridad

 

Envios y Pagos

 

Política de devolución

157508

Cada vez son más frecuentes las preguntas a ginecólogos y matronas acerca de la conveniencia de realizar los ejercicios de Kegel o de utilizar bolas chinas para fortalecer la musculatura pélvica.

Cada embarazo es diferente, por lo que lo primero que debes hacer es consultar a tu ginecólogo o matrona.

La realización de ejercicios para fortalecer el suelo pélvico reporta varias ventajas, antes, durante y después del embarazo:

- Un suelo pélvico fortalecido te ayudará a soportar mejor el peso del útero, que cada vez será mayor durante el embarazo.

- Te permitirá controlar los escapes de orina y gases.

- Alcanzarás mayor elasticidad en el suelo pélvico, reducirás los riesgos de desgarro durante el parto, y minimizarás la necesidad de practicar una episiotomía. De está forma tendrás un parto menos problemático y más natural.

- Tendrás una más rápida y mejor recuperación post-parto

- y ¿por qué no? También conseguirás que tus relaciones sexuales sean más placenteras.

 

Un programa regular de ejercicios del suelo pélvico te ayuda a recuperar el tono muscular de la zona perineal.

Con las bolas chinas puedes comenzar a tener resultados en tan solo 15 días.

Las bolas chinas se introducen en la vagina dejando el cordel fuera. Al andar, la bola interior se mueve chocando contra las paredes de la bola exterior, lo que produce una pequeña vibración que al ser notada por las paredes de la vagina provoca una contracción refleja como respuesta, tonificando la musculatura vaginal.

De esta forma, sin darnos cuenta, conseguimos un fortalecimiento de la musculatura pélvica.

 

PelvicGym son dos esferas vaginales de silicona médica. Cada una de ellas contiene otra más pequeña en su interior, que le confiere peso y golpea al caminar transmitiendo una pequeña vibración que genere el acto reflejo de retención, ejercitando la musculatura pélvica.

 

En cualquier caso, tras el parto (sobre todo si ha sido por cesárea), pregunta a tu ginecólogo o matrona sobre el momento ideal para realizar los ejercicios de suelo pélvico.

2 Artículos

Referencias específicas

Comentarios

No hay comentarios de clientes por el momento.

Escribe tu opinión

PELVIC GYM

Cada vez son más frecuentes las preguntas a ginecólogos y matronas acerca de la conveniencia de realizar los ejercicios de Kegel o de utilizar bolas chinas para fortalecer la musculatura pélvica.

Cada embarazo es diferente, por lo que lo primero que debes hacer es consultar a tu ginecólogo o matrona.

La realización de ejercicios para fortalecer el suelo pélvico reporta varias ventajas, antes, durante y después del embarazo:

- Un suelo pélvico fortalecido te ayudará a soportar mejor el peso del útero, que cada vez será mayor durante el embarazo.

- Te permitirá controlar los escapes de orina y gases.

- Alcanzarás mayor elasticidad en el suelo pélvico, reducirás los riesgos de desgarro durante el parto, y minimizarás la necesidad de practicar una episiotomía. De está forma tendrás un parto menos problemático y más natural.

- Tendrás una más rápida y mejor recuperación post-parto

- y ¿por qué no? También conseguirás que tus relaciones sexuales sean más placenteras.

 

Un programa regular de ejercicios del suelo pélvico te ayuda a recuperar el tono muscular de la zona perineal.

Con las bolas chinas puedes comenzar a tener resultados en tan solo 15 días.

Las bolas chinas se introducen en la vagina dejando el cordel fuera. Al andar, la bola interior se mueve chocando contra las paredes de la bola exterior, lo que produce una pequeña vibración que al ser notada por las paredes de la vagina provoca una contracción refleja como respuesta, tonificando la musculatura vaginal.

De esta forma, sin darnos cuenta, conseguimos un fortalecimiento de la musculatura pélvica.

 

PelvicGym son dos esferas vaginales de silicona médica. Cada una de ellas contiene otra más pequeña en su interior, que le confiere peso y golpea al caminar transmitiendo una pequeña vibración que genere el acto reflejo de retención, ejercitando la musculatura pélvica.

 

En cualquier caso, tras el parto (sobre todo si ha sido por cesárea), pregunta a tu ginecólogo o matrona sobre el momento ideal para realizar los ejercicios de suelo pélvico.

Escribe tu opinión